¿Cómo se puede cambiar una hipoteca de banco?

Enviado el Vie, 27/12/2019 - 19:59
¿Vale la pena cambiar de banco tu hipoteca? 5 puntos a tomar en cuenta

Para cambiar una hipoteca del banco sigue los siguientes pasos:

  • Averigua al banco que banco ofrece la menor tasa de interés de novación hipotecaria entrando aquí a nuestro comparador.
  • Solicita al banco para que evalúe tu caso
  • Si tienes el Ok. del banco notifica al banco que tiene la hipoteca sobre la subrogación.
  • Tu nuevo banco tendrá quince día para realizar los trámites
  • Debes tener un porcentaje de dinero para los trámites de subrogación de la hipoteca

¿Cuáles son los gastos en el cambio de una hipoteca?

Los gastos que tendrá en el cambio de una hipoteca son por los siguientes conceptos: la comisión por apertura, la comisión por subrogación y los gastos administrativos.

¿Qué es una novación hipotecaria?

La novación hipotecaria en todo el cambio de hipoteca a una nueva entidad financiera. El raslado se realiza luego de que el contrato esté firmado. Los motivos de la novación hipotecaria pueden ser por varias razones. Una de ellas es por la mejor oferta de la tasa de interés que tiene otro banco.

Si aún tienes dudas sobre ¿Qué es un traslado de hipoteca? pues no es más que otra cosa que pasar de un banco a otro banco que tiene la mejor oferta de la hipoteca o ampliación de plazo de las cuotas.

¿Vale la pena cambiar de banco tu hipoteca? 5 puntos a tomar en cuenta

Si tienes una hipoteca y estás considerando buscar una mejor oferta, te contamos todo lo que debes saber para tomar la decisión correcta y continuar ahorrando dinero.

¿Es difícil? ¿Cómo es el proceso?

No tiene por qué serlo, ya que se trata de un proceso que está regulado por la ley. Una de las primeras condiciones es que el nuevo banco o la nueva entidad financiera estudie la situación del deudor. Esto se hace para determinar si el interesado cumple con los requisitos para realizar el cambio.

Si los resultados son positivos, se presenta una oferta al deudor donde se exponen las nuevas condiciones del crédito, es decir, todo lo relacionado con tasas de interés, plazos, comisiones, seguros, así como algunas cláusulas particulares de la entidad, entre otros. Ahora, tocará que el deudor sea quien estudie la oferta y si comprueba que le conviene, la aceptará.

Una vez que eso se hace, se notificará al banco original para que se inicie la subrogación, y se brinda un plazo de siete días para que los papeles sean trasladados a la nueva entidad financiera.

¿Cuándo vale la pena hacerlo?

El objetivo principal de una subrogación es que el cliente ahorre dinero al obtener mejores condiciones para su hipoteca. Sin embargo, hay que asegurarse de que lo ofrecido sea sumamente bueno antes de decidir cambiar tu hipoteca a otro banco. Esto porque la subrogación no es gratuita, sino que hay una serie de gastos que deberás asumir.

Pero tranquilo, que es posible realizar los cálculos para tomar la decisión sin ningún tipo de culpa. Una forma de asegurarte al 100% de que el cambio te conviene es pidiendo un desglose de los gastos que surgirán. Además, también puedes hacer si haces la relación entre lo que pagarás con el nuevo banco versus el actual, tendrás una idea real de si vale o no la pena.

Recuerda que por la subrogación se suele cobrar una comisión y esta puede variar dependiendo de los casos, por lo que también te conviene pedir información sobre ella.

¿Hay un límite de tiempo o una regla al respecto?

Puedes solicitar la subrogación de tu hipoteca cuando lo desees, y el banco es quien deberá analizar si el proceso se lleva a cabo o no. En la mayoría de casos se aceptan las subrogaciones cuando ya se ha pagado una parte del plazo de la hipoteca, por ejemplo, los primeros tres o cinco años. Esto porque ayuda a demostrar que el cliente es un buen pagador.

En la subrogación el deudor está protegido y la idea es que obtenga siempre la oferta que más le convenga. Por eso, no debe sorprender que el banco actual también pueda presentar una contraoferta y así intentar convencer al cliente de no cambiarse, ya que una de las prioridades de las entidades financieras es mantener a los buenos clientes.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.