¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

Actualizado el 13 de Enero 2023
¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra es un acuerdo en el que una persona alquila un bien: como una casa o un coche, con la opción de comprarlo en una fecha futura.
 
Durante el período de alquiler, el inquilino paga un alquiler mensual, parte del cual se utiliza para reducir el precio de compra del bien. Si el inquilino decide comprar el bien al final del período de alquiler, utiliza el dinero pagado anteriormente como parte del pago. Si no desea comprar el bien, simplemente devuelve el bien al propietario y no tiene más obligaciones.
 
Es importante tener en cuenta que el contrato se debe hacer por escrito y se recomienda que se realice ante notario.

¿Qué es el porcentaje de la opción de compra? 

En España, el porcentaje de la opción de compra en un contrato de alquiler con opción a compra suele ser del 30% al 50% del precio de compra total del bien. Sin embargo, este porcentaje puede variar dependiendo de las condiciones específicas del contrato y de acuerdo entre las partes involucradas. Es importante tener en cuenta que el porcentaje de la opción de compra debe ser establecido en el contrato.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Préstamos Personales

Cofidis

Prestamo Personal

desde 5,06% TIN

Importe: 4.001 € a 60.000 €
Plazo: 12 meses a 60 meses

Younited

Préstamo Particular

desde 7,02% TIN

Importe: 5.000 € a 50.000 €
Plazo: 12 meses a 84 meses

Kreditiweb

Préstamo Personal

desde 5,00% TIN

Importe: 1.000 € a 100.000 €
Plazo: 3 meses a 60 meses

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

¿Cuántos años se puede hacer un contrato de alquiler con opción a compra? 

No hay una regulación específica sobre el plazo máximo para hacer un contrato de alquiler con opción a compra. Sin embargo, en la práctica, los contratos suelen tener un plazo de entre 1 a 3 años. Durante este período, el inquilino paga un alquiler mensual, parte del cual se utiliza para reducir el precio de compra del bien. Si el inquilino decide comprar el bien al final del período de alquiler, utiliza el dinero pagado anteriormente como parte del pago.

Es importante tener en cuenta que el plazo debe ser establecido en el contrato y se recomienda que se realice ante notario. Es posible pactar una prórroga de la opción de compra, pero esto también debe quedar establecido en el contrato.

¿Cuánto cuesta registrar un contrato de alquiler con opción a compra? 

El costo de registrar un contrato de alquiler con opción a compra puede variar dependiendo de varios factores; como el lugar donde se encuentra la propiedad y el precio de compra acordado. Sin embargo, en general, el costo suele ser relativamente bajo.

El contrato de alquiler con opción a compra se realiza ante un notario y la tarifa puede variar dependiendo del notario, pero suele estar entre 200 y 400 euros. Además, se debe pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) en el momento de ejercer la opción de compra, el porcentaje del ITP puede variar dependiendo de la comunidad autónoma donde se encuentra el bien, pero suele estar entre el 7% y el 10%.

Además de esto, puede haber otros costos asociados, como los gastos de registro en el Registro de la Propiedad, los gastos de escritura y notaría, y los costos de cualquier inspección o evaluación necesaria. 

¿Cuándo caduca la opción de compra? 

La duración de la opción de compra en un contrato de alquiler con opción a compra suele ser de entre 1 a 3 años. Sin embargo, el plazo de caducidad de la opción de compra puede variar dependiendo de las condiciones específicas del contrato y de acuerdo entre las partes involucradas.

En algunos casos, se puede pactar una prórroga de la opción de compra, pero esto también debe quedar establecido en el contrato. Es importante que el inquilino esté seguro de que desea comprar el bien antes de que expire la opción de compra, ya que una vez que ha caducado, ya no podrá ejercer su opción de compra.

¿Quién paga los gastos en un alquiler con opción a compra? 

En un contrato de alquiler con opción a compra, los gastos suelen ser compartidos entre el propietario y el inquilino. El inquilino suele ser responsable de pagar el alquiler mensual y cualquier otro gasto relacionado con el uso del bien, como luz, agua, gas, etc. El propietario, por otro lado, suele ser responsable de pagar cualquier gasto relacionado con la propiedad, como impuestos, seguros, mantenimiento, etc.

¿Qué pasa si no ejerzo la opción de compra? 

Si no ejerces la opción de compra en un contrato de alquiler con opción a compra, simplemente devuelves el bien al propietario al final del período de alquiler y no tienes más obligaciones. El dinero que hayas pagado anteriormente como parte del alquiler se considera como un alquiler normal y no se utiliza para reducir el precio de compra del bien. Es importante tener en cuenta que, si no ejerces la opción de compra, no podrás volver a hacerlo en el futuro.

¿Qué es mejor alquiler con opción a compra o hipoteca?

Alquiler con opción a hipoteca y compra son dos opciones diferentes para adquirir un bien, cada una tiene sus propios pros y contras.

La hipoteca es un préstamo a largo plazo que se utiliza para comprar una propiedad. El prestatario (comprador) paga una cuota mensual que incluye el interés y el capital del préstamo. El banco o entidad financiera es el propietario de la propiedad hasta que el prestatario ha pagado completamente el préstamo. Una vez pagado, el prestatario se convierte en el propietario legal de la propiedad.

Por otro lado, el alquiler con opción a compra es un acuerdo en el que una persona alquila un bien con la opción de comprarlo en una fecha futura. Durante el período de alquiler, el inquilino paga un alquiler mensual, parte del cual se utiliza para reducir el precio de compra del bien. Si el inquilino decide comprar el bien al final del período de alquiler, utiliza el dinero pagado anteriormente como parte del pago.

Cada opción tiene sus propias ventajas y desventajas. La hipoteca le da al comprador la propiedad legal de la propiedad, lo cual es importante si desea venderla en el futuro. El alquiler con opción a compra es más flexible y requiere menos capital inicial, pero no te da la propiedad legal de la propiedad hasta que se ejerza la opción de compra y puede tener costos adicionales como una multa en caso de no ejercer la opción de compra.

En resumen, la mejor opción dependerá de tus circunstancias personales y financieras. Compara las opciones de hipoteca a través de nuestro comparador y elige la mejor opción.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.