¿Qué pasa si pido un préstamo y no lo pago?

Enviado el Mié, 10/03/2021 - 20:30
Préstamos: ¿Qué hacer si no puedes pagar el que solicitaste?

La entidad financiera te reportará a ASNEF y los intereses se incrementarán exponencialmente. Y si solicitaste un préstamo personal con un aval, este pasará a ser la propiedad del banco. Además, tendrás un mal historial crediticio y no podrás solicitar un préstamo rápido, una hipoteca o una tarjeta de crédito.

¿Hasta cuándo no podré obtener un préstamo personal? Hasta que pagues tu deuda y solicites a ASNEF para que te borren de la lista negra de deudores. Pero tu perfil siempre será de un mal pagador.

¿Qué pasa si no puedo pagar un préstamo de nómina?

Si no puedes pagar el préstamo personal se incrementarán los intereses más la penalidad y si pasa mucho tiempo serás reportado a ASNEF. Para evitar el percance, habla con el banco y plantea los motivos por los que no puedes pagar la deuda. Los especialistas analizarán tu caso y te darán una nueva opción para que puedas pagar el préstamo personal.

¿Cómo pagar las deudas más rápido?

Para pagar tus deudas en poco tiempo debes generar más ingresos y hablar con el banco para acortar los plazos. Antes de solicitar un préstamo personal debes evaluar la opción de pagos anticipados, porque algunos bancos igual te cobran los intereses.

Otras de las opciones para pagar en menor tiempo la deuda es el pago entre dos personas. En este caso podría ser en alianza con tu pareja.

¿Qué pasa cuando una persona no puede pagar sus deudas?

No son pocas las personas que han caído en situaciones complicadas cuando se trata de pedir dinero prestado. Esta situación es más común de lo que piensas y sucede por muchos factores. A veces, porque pidieron más de lo que podían pagar; otras, porque ocurrió algo en el camino –una emergencia, un accidente, un despido- y desestabilizó el presupuesto. 

Además, ¿Qué pasa si no pago un mini préstamo A continuación, algunos puntos que debes tener en cuenta para superar esta situación airosamente:

Toma acción

Al darse cuenta que tienen problemas para cumplir con los pagos de su préstamo, algunas personas optan por no hacer nada y esconderse de su banco o de los cobradores; sin embargo, esto es lo que menos se debe hacer. 

Evita las consecuencias

Debes tomar en serio la situación, ya que tiene consecuencias que están lejos de ser una broma. Atrasarte en los pagos de un crédito daña tu historial crediticio, haciendo que los bancos te vean con malos ojos y que seas calificado como “deudor” o un “mal cliente”. 

Conversa con tu banco

Una de las acciones más importantes es acercarte a conversar con tu asesor bancario. Explícale por qué no puedes cumplir con tus pagos, y será mucho mejor si la plática se da antes de que te atrases. Juntos, podrán revisar las diferentes opciones, ya que las entidades financieras prefieren una negociación antes que tener que empezar procesos jurídicos.

Negocia los términos de tu préstamo

Algo que puedes hacer al conversar con tu asesor es buscar una modificación en los términos del préstamo que solicitaste. Por ejemplo, puedes aumentar el plazo o reprogramar tus pagos. De esta manera, la cuota mensual que deberás pagar será menor y así podrás cubrirla sin dificultades. 

Compra de deuda

Algunas entidades ofrecen comprar tu deuda brindándote nuevas condiciones de pago. Si encuentras una oferta que valga la pena, asegúrate que implique un plazo y una cuota mensual que vaya de acuerdo con tu presupuesto.

Unifica tus deudas

Si la realidad es que tienes problemas no solo para pagar un préstamo sino también tu tarjeta de crédito y alguna otra deuda, una opción es buscar unificarlas. Con esto, conseguirás que todo se junte y solo tengas que realizar un solo pago mensual. 

Ahora que tienes todos los tips, ya no hay excusa para dejar de pagar un préstamo y no tomar ninguna acción. Recuerda, lo peor que puedes hacer es nada, pues es necesario comunicarlo a tu banco.

Por último, si estás planeando solicitar un crédito, asegúrate de hacer los cálculos con cuidado, solicitando solo el dinero que necesitas y en un plazo que te permitirá devolverlo sin caer en problemas.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.