¿Cómo tener una buena salud financiera?

Enviado el Lun, 10/05/2021 - 20:30
Descubre cómo una buena salud financiera te ayuda a conseguir préstamos personales

Para tener una buena salud financiera debes planificar tus gastos mensuales según los ingresos que percibes.  Por ejemplo: María Donoso, tiene un ingreso mensual de 2000 euros. El 60 % de sus ingresos va destinado a gastos en comida, pasajes, pago de servicios y pago de deudas.  El 30 % destina en diversión y el 10 % va a su cuenta de ahorros.

¿Qué es la salud financiera?

La salud financiera es tener los gastos e ingresos equilibrados. Además tener ahorros mensuales fijos. Tener una buena salud financiera  evita las deudas con las tarjetas de crédito

¿Cuál es la ventaja de tener una buena salud financiera?

Tienes mayor posibilidad para acceder a un préstamo personal, préstamo hipotecario, préstamo rápido o tarjetas de crédito. Además sumas un buen historial crediticio a lo largo de tu vida. Si se te ocurre alguna idea que requiere una inversión grande para emprender un negocio, el trámite del préstamo personal será rápido.

¿Qué funciones cumplen los hábitos de salud financiera?

Las principales funciones que cumple la salud financiera son:

  • Tranquilidad en el hogar y en la vida diaria individual
  • Evitas el estrés o las preocupaciones por las deudas
  • Gozas de tus ingresos sin preocuparte 
  • Tienes la oportunidad para solicitar un préstamo personal en cualquier momento y pagar con la misma tranquilidad como buen administrador de tus ingresos.

¿Cómo se mide la salud financiera?

Según los expertos que una persona que tiene un trabajo estable, está al día en sus pagos, no mantiene deudas innecesarias, cumple con su presupuesto y mantiene un buen nivel de ahorros: goza de buena salud financiera.

¿Qué incluye la salud financiera? 

La salud financiera hace relación a una serie de factores que identifican a una persona como un buen cliente, como un pagador estable y alguien que puede endeudarse responsablemente. Es decir, si esta persona solicita algún tipo de financiamiento, está en condiciones de devolver el dinero prestado.

El banco quiere estar seguro de que le devolverán lo que está prestando. Una forma de garantizar que el préstamo que solicites te sea otorgado es buscando una buena salud financiera.

10 reglas para una buena salud financiera

Sigue estas reglas y así podrás empezar a construir una salud financiera, lo que te permitirá tener más posibilidades de solicitar un préstamo personal y obtenerlo: 

  1. Fortalecer tu capacidad de ahorro.
  2. Tener registro de tus egresos.
  3. Pagar tus deudas a tiempo.
  4. Aprende a reducir tus gastos.
  5. Aprender a invertir tu dinero.
  6. Tener una buena distribución de tu sueldo.
  7. No tener demasiadas deudas activas.
  8. Evita el uso frecuente de las tarjetas de crédito.
  9. Es importante que planifiques tu jubilación.
  10. Invierte en aprender administración financiera.

Ya lo sabes, toma estos consejos en cuenta para acceder al financiamiento que necesitas. No olvides que, para escoger a la entidad financiera correcta, puedes comparar las opciones utilizando el comparador de préstamos personales de Comparabien España.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.