¿Qué diferencia hay entre una tarjeta de débito y una de crédito?

La diferencia son los siguientes: en una tarjeta de crédito el banco te da una línea de crédito, es decir, el banco te presta el dinero a través de la tarjeta. Mientras en una tarjeta de débito no, sólo puedes usar el saldo que tiene tu tarjeta. 

En algunos negocios la tarjeta de débito no es aceptado. Por ejemplo en algunas empresas de alquiler coches y hoteles. Por otra parte en una tarjeta de débito no vas a pagar los intereses, pero sí en una tarjeta de crédito

La comisiones anuales de la tarjeta de crédito siempre serán mayores que una tarjeta de débito. Evita sacar dinero de un cajero con una tarjeta de crédito porque la comisión es muy alta.

A tener en cuenta: Debes ser muy responsable con el uso de ambas tarjetas, porque puedes enfrentar los siguientes problemas.
1.- Si usas sin medida una tarjeta de débito se acabarán tu saldo y no tendrás cómo realizar tus compras.

2.- Si usas de manera exagerada una tarjeta de crédito no podrás pagar tu deuda y probablemente tengas un historial crediticio malo, y te perjudicará a futuro si quieres solicitar un préstamo personal o préstamo hipotecario. Tal vez no te afecte en caso de los préstamos rápidos porque son montos mínimos y tiene un plazo corto para pagar, pero sería perjudicial si quieres comprar un coche o una casa a crédito.

¿Qué es mejor pagar con tarjeta de crédito o débito?

Con la tarjeta de crédito puedes pagar los productos en oferta diseña para dicha tarjeta o productos que tienen un costo alto, pero no para el consumo de día a día, así evitarás los recargos innecesarios

Las tarjetas de crédito están diseñadas para usar como emergencia o urgencia, por ejemplo, si tienes poco saldo en tu cuenta de ahorros de la tarjeta de débito o el precio del producto que quieres comprar excede tu presupuesto, entonces usa tu tarjeta de crédito porque podrás pagar en cuotas. Para el consumo diario siempre usa tu tarjeta de débito.

Contenido anterior Las tarjetas de débito son un medio de pago otorgado al abrir una cuenta bancaria y tiene por finalidad facilitar al titular de la cuenta, la realización de operaciones de compra de bienes, pago de servicios en establecimientos afiliados y retiro de efectivo. Cada monto de lo adquirido es cobrado (debitado) directamente del balance de la cuenta vinculada a la tarjeta(no hay deuda). Las tarjetas de crédito sin embargo incurren en deuda, ya que el titular del mismo accede a una línea de crédito por un plazo determinado con la finalidad de adquirir y hacer pago de bienes y servicios y en caso de solicitarlo, hacer uso del servicio de disposición de efectivo u otros servicios. Esto genera una deuda que el usuario tiene que pagar luego considerando el importe de lo gastado más cargos adicionales según pactado en el contrato firmado previamente.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.